Apple y Google rastrearán la localización de los usuarios contagiados por coronavirus


Apple y Google se suman a la lucha contra la propagación del coronavirus. Ambos gigantes tecnológicos han llegado a un acuerdo para agregar tecnología Bluetooth a sus plataformas y permitir el seguimiento de los usuarios para saber si han entrado en contacto con una persona infectada por COVID-19.

El objetivo es que Google y Apple puedan ayudar a los gobiernos y las agencias de salud a reducir la propagación del virus de los usuarios, es decir, más de 3 mil millones de personas en todo el mundo, protegiendo la privacidad y seguridad de los usuarios, tal y como ambas compañías han señalado.
Según declaró Apple Inc. en un comunicado, "los funcionarios de salud pública han identificado el rastreo de contactos como una herramienta valiosa para ayudar a contener su propagación".

Por ese motivo, Apple y Google lanzarán una solución integral para el rastreo de contactos a través de dos fases: en la primera, prevista para mayo, se lanzarán interfaces de programación de aplicaciones (API) que permitirán la interoperabilidad entre dispositivos Android e iOS utilizando aplicaciones de las autoridades de salud pública. En la segunda fase, prevista para lo siguiente meses, se trabajará en una plataforma de rastreo de contactos basada en Bluetooth.

Esto significa que si un usuario da positivo por COVID-19 y agrega esos datos a su aplicación de salud pública, los usuarios a los que se acercaron durante los últimos días recibirán alertas si estaban cerca de una persona infectada. Este período podría ser de 14 días, pero las agencias de salud pueden establecer el rango de tiempo.

Aun así, esta tecnología es controvertida porque implica compartir información confidencial de salud de miles de millones de personas a través de dispositivos móviles que transmiten constantemente su ubicación. Asimismo, algunas voces críticas consideran que la conectividad de Bluetooth no es tan accesible como se piensa. Investigadores de la Universidad de Oxford en el Reino Unido —que también está construyendo una aplicación nacional de Bluetooth— piensan que esta tecnología solo funcionaría "si es utilizada por suficientes personas", una cifra que se estima en alrededor del 60%.

​Además, Apple ha abierto al público general un sitio web en el que se pueden consultar las estadísticas de movilidad por país, región y ciudad desde que se decretaron las medidas de confinamiento, al igual que ya hizo Google hace unas semanas.

Por otro lado, Google y Apple no son las únicas compañías en realizar medidas de rastreo. Recientemente la Comisión Europea llegó a un acuerdo para que estas le cedieran los datos de ubicación de sus usuarios con el fin de coordinar medidas que rastreen la propagación del virus.

Fuente: mundo.sputniknews.com

Comments