Militares rusos: los Cascos Blancos grabaron un video falso con víctimas humanas acusando del uso de armas químicas al Ejército sirio

 

Las falsas imágenes fueron preparadas por los Cascos Blancos para su distribución en redes sociales y que circulen por medios occidentales y árabes, informa el Centro ruso para la reconciliación de las partes beligerantes en Siria.

Los Cascos Blancos en conjunto con un grupo terrorista han completado la grabación de un video orquestado para mostrar un presunto uso de armas químicas por el Ejército sirio contra la población civil en la zona de distensión de Idlib, ha informado el Centro ruso para la reconciliación de las partes beligerantes en Siria.

Los militares rusos señalaron que en las imágenes se muestran presuntamente las consecuencias de un ataque de la Fuerza Aérea con un arma química desconocida.

"En medio de un espeso humo amarillo se ven 'víctimas humanas' que presentan indicios de envenenamiento. El video fabricado ha sido preparado por los Cascos Blancos para su distribución en redes sociales y que circule por medios occidentales y árabes", reza el comunicado.

El Ministerio de Defensa de Rusia alertó la noche del lunes sobre la preparación de "una provocación con el uso de sustancias tóxicas" en la zona de Idlib, en el noroeste de Siria, por parte de los representantes de los Cascos Blancos que han contado con el apoyo de los terroristas de la organización Hayat Tahrir al Sham (antiguo Frente Al Nusra) para perpetrar el acto.

El ministerio citó entonces al mismo Centro ruso para la reconciliación de las partes beligerantes con referencia a dos residentes locales que contactaron su línea directa. La "provocación" se llevaría a cabo en la localidad de Maarret al Artiq con participación de unas 200 personas que habían llegado a la zona, todos ellos familiares de los extremistas e incluso niños, a los que llevaron desde las provincias sureñas.

"Los Cascos Blancos han llevado hoy en dos camionetas cerca de 400 litros de una solución química desde un almacén subterráneo", indicó la entidad, al agregar que el 1 de febrero a Maarret al Artiq llegó un grupo formado por unos 15 representantes de los Cascos Blancos.

El Centro ruso instó a todas las partes en conflicto a desistir de estos planes y llamó a Turquía a "hacer uso de toda la presión posible" en los combatientes que operan en el sector de Idlib bajo su control para impedir la posible "provocación".
Falso ataque químico en Duma

El 7 de abril de 2018, los Cascos Blancos denunciaron más de 40 muertes por causa de un ataque químico con "gas tóxico" en la ciudad siria de Duma (Guta Oriental), después que la urbe fuera recuperada por las fuerzas gubernamentales sirias de manos de insurgentes que el Gobierno de Bashar al Assad calificó como militantes islamistas.

Sin presentar pruebas, Occidente responsabilizó a Al Assad del supuesto "ataque químico" y, en la madrugada del 14 de abril, EE.UU., Reino Unido y Francia realizaron un ataque múltiple con misiles de crucero contra el territorio de Siria, sin que fuera aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Tanto Damasco como Moscú han declarado en múltiples ocasiones que el supuesto ataque químico fue orquestado.

En marzo de 2019, la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) concluyó que en Duma se usó como arma una sustancia química tóxica que contenía cloro reactivo. No obstante, un informe filtrado, elaborado por ingenieros de la misma OPAQ, lo contradice y genera preguntas sobre la existencia de una presión política por parte de EE.UU., Reino Unido y Francia.

Fuente: actualidad.rt.com

Comments