España pide a empresas del MWC no dejarse llevar por la "desinformación" sobre coronavirus

 

MADRID (Sputnik) — El Gobierno de España hizo un llamamiento a las empresas asistentes al Mobile World Congress (MWC) de Barcelona a no dejarse llevar por la "desinformación" en torno al coronavirus, después de que varias multinacionales anunciaran que se ausentarán de la feria por temor a la expansión del virus.

"Tenemos que dimensionar adecuadamente la realidad de lo que sucede para no alentar una situación en la que la desinformación nos impida hacer un adecuado diagnóstico y se terminen generando daños colaterales innecesarios", dijo este 11 de febrero en rueda de prensa la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.

La portavoz gubernamental recordó que la situación de riesgo por el coronavirus en España "sigue siendo baja", por lo que lanzó "un mensaje de tranquilidad y prudencia tanto en el plano de la salud pública como en el empresarial".

Actualmente España acoge a dos personas afectadas por el coronavirus, en ambos casos turistas extranjeros que se contagiaron fuera del país y que por el momento permanecen asintomáticos.

Pese a que en España no existe una crisis sanitaria en torno al coronavirus, en las últimas horas un total de doce grandes empresas decidieron retirar su participación del Mobile World Congress —una de las ferias más importantes del sector a nivel internacional— que se celebra a finales de mes en Barcelona.

La lista de empresas que no acudirán al evento está compuesta por Sony, Amazon, Ericsson, LG, Ndivia, Intel, Vivo, Mediatek, Gigaset, Umidigi, Amdocs y CommScope.

Todas ellas justificaron su negativa a acudir al evento aduciendo que con ello pretenden proteger la salud de sus empleados.

La retirada de estas empresas se produjo pese a que la organización del evento anunció este fin de semana un refuerzo de las medidas de seguridad.
En concreto, los organizadores anunciaron que todos aquellos participantes que hayan estado recientemente en China deben demostrar que estuvieron fuera del país durante los 14 días previos a la feria para poder asistir a ella.

Asimismo, el acceso estará prohibido para todas las personas procedentes de la provincia china de Hubai, en la que se encuentra la ciudad de Wuhan, epicentro del coronavirus.

Algunas de las empresas más importantes del sector en China, como Huawei o Xiaomi, mantienen su intención de acudir al evento, para el que adoptarán medidas extraordinarias como la de someter a sus empleados a cuarentenas preventivas antes de abandonar el país.

En su comparecencia de este 11 de febrero ante la prensa, la portavoz del Gobierno español, María Jesús Montero, además de hacer un llamado a la tranquilidad, afirmó que el sistema público de salud está preparado para hacer frente a cualquier contingencia que pueda surgir.

Del mismo modo, Montero recordó que "la OMS no ha hecho ninguna restricción al tránsito de personas y por tanto los eventos internacionales se pueden celebrar con normalidad".

Pese al rotundo apoyo del Gobierno, la celebración del MWC se encuentra actualmente en el aire.
Según informan medios locales, los organizadores del evento celebrarán una reunión extraordinaria el 14 de febrero para decidir si siguen adelante o no con su celebración.

Cada año la celebración del MWC supone una importante inyección económica para Cataluña y para la ciudad de Barcelona en particular.

En su edición de 2019 un total de 109.000 personas asistieron al MWC, creando 14.000 empleos y dejando un impacto económico superior a los 475 millones de euros en la ciudad, unas cifras que difícilmente podrán repetirse este año por el daño colateral del coronavirus.

Fuente: mundo.sputniknews.com

Comments