¿Por qué hay tanto petróleo en el Ártico?


Varios países luchan por el control de la plataforma continental del Ártico, que podría contener más de 90.000 millones de barriles de petróleo y 1.670 billones de metros cúbicos de gas natural, según los cálculos del Servicio Geológico de EEUU (USGS, por sus siglas en inglés). Pero ¿por qué esta región es tan rica en hidrocarburos?

Según explicó el investigador Alastair Fraser, de la Escuela Imperial de Londres, al portal especializado LiveScience, a diferencia de la Antártida, el Ártico es un "océano rodeado por continentes", así que contiene grandes cantidades de materia orgánica —como planсton o algas— que con el paso de los siglos se convierte en crudo y gas.

Además, la cuenca polar cuenta con una alta proporción de la corteza continental, que constituye alrededor del 50% de su área oceánica. A diferencia de la corteza oceánica, la corteza continental contiene un gran número de cuencas, en las que "se hunde" la materia orgánica. Luego, se conserva en las aguas anóxicas (en las que el oxígeno disuelto está agotado).

"Normalmente, en un mar poco profundo con mucho oxígeno, no sería preservado. Pero si es lo suficientemente profundo, el océano será estratificado, en otras palabras, las aguas oxigenadas en la superficie se separarán de las condiciones anóxicas en el fondo", subrayó Fraser.

El científico señaló que de esta manera, la materia es capaz de mantener los compuestos que la convierten en una fuente de energía.

Asimismo, gracias a la erosión de las montañas, los continentes también proporcionan grandes cantidades de sedimentos, que se transportan al Ártico a través de grandes ríos, y luego, junto con la materia orgánica, forman un material duro pero poroso bautizado como la roca del yacimiento. Con el paso del tiempo, el proceso de estratificación, que dura millones de años, da lugar al calentamiento de la materia orgánica debido a una presión extremadamente alta.

"La temperatura de los sedimentos en las cuencas aumenta unos 30 °C por cada kilómetro de profundidad", explicó el investigador. De este modo, la materia orgánica empieza a transformarse en el petróleo, y si se trata de las temperaturas más altas, en gas.

Estas son las razones por las que el Ártico es tan rico en petróleo:
grandes cantidades de materia orgánica;
abundancia de sedimentos;
geología subyacente perfecta;
la enorme escala del proceso.

Según sugirió Fraser, las reservas de petróleo y gas natural en los continentes de la región ártica probablemente se formaron cuando todavía estaban cubiertos por el mar.
Source: sputniknews.com

Comments