WikiLeaks: El encarcelamiento de Assange fue tramado para complicar su defensa contra una extradición a EE.UU.


El editor en jefe del portal de filtraciones, Kristinn Hrafnsson, considera "muy deliberada" la permanencia del activista en la prisión británica de Belmarsh.

El encarcelamiento del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, fue premeditado por las autoridades y dictado con el objetivo de complicar su defensa contra una posible extradición a EE.UU. Así lo ha afirmado el editor en jefe del portal de filtraciones, Kristinn Hrafnsson, en entrevista con RIA Novosti.

"Es muy deliberado que se haga esto, que reciba esta sentencia tan dura por una violación menor de incumplimiento de libertad bajo fianza", aseveró Hrafnsson respecto a las 50 semanas entre rejas que descuenta el activista en la prisión de Belmarsh en Reino Unido.

"La sentencia máxima es totalmente inaceptable porque, por supuesto, se sabía que [Assange] estaría en una posición en la que no podría prepararse adecuadamente para su defensa en el caso de extradición", añadió el periodista islandés.

Semanas atrás, un tribunal británico había fijado la audiencia sobre la extradición de Assange para finales de febrero de 2020, fecha que fue aceptada por los abogados del fundador de WikiLeaks. El portal, entretanto, continúa batallando por su libertad.

"Estaremos dando pasos incrementales de camino a [la audiencia formal]. Pero mientras tanto, continuaremos la lucha y continuaremos haciendo que la gente acepte la realidad de la seriedad de este caso", aseveró Hrafnsson.



  • Assange llevaba refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres desde junio de 2012, cuando Quito le proporcionó asilo político para evitar que fuera extraditado a Suecia. El 11 de abril el activista australiano fue despojado de su asilo diplomático y arrestado por las autoridades británicas.
  • Justo después del arresto del activista, Washington anunció una acusación criminal en su contra por presunta conspiración, y el pasado 23 de mayo le imputó 17 nuevos cargos, entre ellos violación de la Ley de Espionaje.
  • De ser hallado culpable de estas acusaciones, y si fuera extraditado al país norteamericano, el activista podría afrontar una pena de hasta 175 años de cárcel.Fuente: actualidad.rt.com

Comments