¿Qué busca EEUU en Centroamérica?


El secretario interino de Seguridad Nacional de EEUU, Kevin McAleenen, realizó una visita de cuatro días a Guatemala donde se reunió con el presidente anfitrión, Jimmy Morales, con quien firmó un acuerdo que el gobierno local calificó de un "gran éxito".

Se trata del acuerdo de cooperación para combatir el tráfico de drogas y de migrantes, suscrito en medio de un éxodo de guatemaltecos hacia el país norteamericano que se agudizó en los últimos meses.

El documento prevé, entre otras cosas, el envió al territorio guatemalteco de "agentes federales" para combatir estructuras de tráfico ilegal de personas, armas de fuego, así como al narcotráfico y lavado de dinero, según el ministro de Gobernación de Guatemala, Enrique Degenhart.

Durante su estancia de cuatro días en Guatemala la semana pasada el alto funcionario estadounidense, además de reunirse con el presidente Jimmy Morales, a poco más de dos semanas de las elecciones generales fijadas para el 16 de junio, sostuvo un encuentro con los titulares de las oficinas de Seguridad de los países del "Triángulo Norte" (Guatemala, El Salvador y Honduras), para darle seguimiento a los temas de la lucha conjunta contra la migración ilegal, el narcotráfico, el lavado de dinero, y la venta ilegal de armas, entre otros asuntos.

Asimismo, McAleenen se reunió con representantes de la sociedad civil, hombres de negocios estadounidenses que operan en Guatemala y viajó al interior del país para conocer a líderes de las comunidades indígenas y granjeros guatemaltecos.

Gloria Guadalupe Oquelí, diputada del Parlamento Centroamericano (Parlacen) por Honduras, al analizar el acuerdo entre Guatemala y EEUU y la visita del responsable norteamericano de Seguridad Nacional, señaló que "lo positivo es que, por lo menos, lo hacen a la luz del día".

"Anteriormente todas estas cosas se han hecho pero en oscuridad, es decir: no tienen por qué sacar convenios, no tienen por qué hacer acuerdos, no tienen por qué darse la mano, porque Centroamérica prácticamente ha sido el patio trasero de los Estados Unidos", explicó la asambleísta.

La diputada del Parlacen recordó que Centroamérica "es un territorio de paz de América del Sur a América del Norte", pero "hay una política norteamericana que es contra los migrantes que es precisamente de construir un muro, de detener a esas personas que van hacia allá".

En lo que se refiere a la posibilidad que brinda el acuerdo guatemalteco-estadonidense a los agentes federales para su llegada libre al país centroamericano, Gloria Oquelí opinó que en realidad en eso no hay nada nuevo.

"Como que tienen una base militar muy grande en Honduras, en Palmerola, me imagino que llegan de manera que uno no cuenta. No sabemos cuántos llegan allí, no sabemos cuántos salen de allí porque es como un enclave dentro de nuestro país. … Aquí (en Guatemala) todavía no tienen una base militar, es por lo tanto que hacen estas reuniones", señaló.

La diputada se mostró escéptica sobre la eficiencia de las reuniones que celebran figuras oficiales de EEUU con los dirigentes locales, por varias razones.

"Jimmy Morales se va porque hay las elecciones en Guatemala (el 16 de junio), hay Triángulo Norte con un presidente nuevo en El Salvador, Nayib Bukele, y en el caso de Honduras con un presidente en 'alas de cucaracha', porque está siendo señalado en narcotráfico, su hermano está preso en EEUU por narcotráfico", explicó la diputada.

"Veo unas caricaturas incluso donde se están dando la mano y que esas manos son manos falsas, manos que se desprenden. Donde le dice el presidente Jimmy Morales (a Kevin McAleenen): "Cuenta con todo mi apoyo" para poder ejecutar estas acciones sabiendo que en pocos días o meses va para fuera", apuntó Gloria Oquelí.

Para la diputada hondureña del Parlacen, "nuestros presidentes, con todo el respeto que se merecen, en realidad es muy poco lo que se merecen, pues ellos simplemente van a obedecer las directrices que vengan de los EEUU".

En opinión de Gloria Oquelí, la región de Centroamérica es una zona "muy frágil", una zona "de falta de oportunidades, falta de sueños, falta de todo lo que significa el acceso a los derechos normales y naturales para la vida, y eso sí que sigue siendo frágil acá y sigue siendo negativo".

Al mismo tiempo, los estadounidenses "lo otro, lo han hecho siempre y lo van a seguir haciendo: dan las directrices y aquí los presidentes hacen lo que ellos les dicen", indicó.

"Y si no lo hacen, le da golpe de Estado como fue el caso de José Manuel Zelaya Rosales en el 2009 que fue el primer golpe de Estado después de los acuerdos de paz, el primer golpe de Estado del tercer milenio", dijo Oquelí.

"Porque lo que quieren ellos es tener aquí su patio trasero, personas que sigan sus directrices", agregó.

"Y por esa razón es que veo yo de una manera negativa, lo podría decir, de que las condiciones en Centroamérica siguen siendo de una gran asimetría entre los pocos que tienen mucho y muchos que no tienen nada", puntualizó.

No obstante, la diputada del Parlacen se mostró optimista sobre el futuro de la región ya que –indicó- "el mundo está cambiando y Centroamérica también cambiará".

"Centroamérica también se va a dignificar. Y Centroamérica también se está abriendo al mundo, está conociéndose a si misma, está conociendo el mundo y está tratando de construir nuevas relaciones harmoniosas con el mundo, porque la verdad es que hemos estado mirándonos hacia nosotros como mirándose el ombligo", recalcó.

"Ahora queremos ver hacia afuera. Y queremos que los que están afuera, se den cuenta que aquí habemos personas con dignidad y que nos traten con el mismo respeto los europeos, los chinos, los norteamericanos, los rusos con el mismo respeto, el mismo cariño, el mismo amor y la misma harmonía como lo visualizaron los mayas, los mayas que dijeron: "Nosotros fuimos, somos y seremos las flores del planeta", resumió Gloria Oquelí, diputada por Honduras del Parlacen.

Comments